CAMPEON DE LA VIDA

ROLAND GARROS. Nota Leo Canaparo-Director-
El tenis boliviano se hizo presente en Roland Garros con Hugo Dellien. Y en esta nota no quiero hablar de su derrota en segunda ronda de Paris o su ranking actual, quiero detenerme en este muchacho de 25 años, que a pesar de tener golpes en la vida, siguió adelante, siguió luchando, tuvo la mirada fija en un objetivo y hoy la vida le responde con este momento feliz.

“El escuchar el aliento del público y gritar Bolivia en un Grand Slam como es el Roland Garros y contra un rival de tal magnitud como es Tsitsipas, son cosas que uno no va a olvidar fácilmente”, aseguró.

Dellien había abandonado el tenis a los 20 años y se puso una pequeña fabrica de hielo con su papá pero estaba en la quiebre total. Hoy se llevó un cheque de 100 mil dólares en premios de Roland Garros, “Nunca vi tanta plata junta. Es increíble haber llegado hasta acá, como lo hablamos con el Topito Lóndero. Pensar que un día fui a retirar plata del cajero y mi saldo era ¡cero! No tenía un peso para seguir viviendo”.
Dellien es el primer boliviano en disputar Roland Garros en los últimos 35 años. El último de su país que participó del certamen parisino fue Mario Martínez (alcanzó el #32 del mundo), quien perdió con Ivan Lendl por 6-1, 6-0 y 6-1, en la segunda ronda del Abierto francés del ’84.
Los otros dos fueron Eduardo Pancho Gorostiaga (alcanzó el puesto 288 del ranking) y Ramiro Benavides (#124).
La aparición de un boliviano en el circuito profesional de tenis es una rareza, como el propio Hugo lo reconoce, “Es muy especial y es muy lindo saber que después de muchos años Bolivia puede estar en este tipo de torneos”.

Y ahora va por más y quiere hacer historia para su país, “El próximo año vamos a volver mejor preparados y con más experiencia, y el partido que nos toque vamos a tratar de hacer un mejor papel todavía”.

Se llama Hugo Dellien, y recuerden este nombre, pero no para saber hasta donde llega en el tenis o que triunfo ante jugadores top tiene o tendrá, porque a mi entender ya es un CAMPEON, campéon de la vida.

Share the Story

Back to Top