CONMOVEDOR

GS ABIERTO DE AUSTRALIA
Nota Leo Canaparo. Director
Fue la unica palabra que se me vino a la cabeza después de ver al británico Andy Murray batallar contra su cuerpo y contra el tenis de un rival de jerarquía. Se notaba en su rostro el esfuerzo, la lucha interna, el querer dejarlo todo y un poquito más en cada corrida, en cada golpe, en cada bola.

Dio la sensación que se quedaba, que no llegaba al final, más aún después de perder los dos primeros sets, pero siguió, dandolo todo por la gente y por el mismo. El público lo apoyó con el corazón con su “Lets Go Andy, Lets Go “.
Si uno tiene que mostrar la entereza, la garra de un deportista en competencia, el partido de ayer de Murray ante Bautista Agut es el ejemplo que hay que mirara e imitar por los más jóvenes.

El 6-4, 6-4, 6-7 (5), 6-7 (4) y 6-2 que dejó la chapa final fue quizás la despedida del ex número uno del mundo del tenis. Y la incertidumbre sobre si jugará en Wimbledon, el torneo en el que Andy quiere despedirse en una cancha.

Ahí, en Inglaterra, por lo pronto Richard Lewis, gerente general del torneo, anunció que tienen decidido homenajearlo con una estatua. “Siempre hemos pensado que sería justo rendir homenaje a Murray por su extraordinaria carrera en el momento en el que se retire. Estoy seguro de que haremos algo, como una estatua”, dijo Lewis.

Share the Story

Back to Top