“EL INCREIBLE RAFA”


NOTA .Gabriel Matteazzi . Columnista TENNIS7.NET

La temporada de polvo de ladrillo perteneció por completo a Rafael Nadal, desde los torneos previos al Grand Slam, hasta el cierre glorioso con la décima victoria en Roland Garros, una hazaña que nadie había alcanzado anteriormente.
Pero es aúnmás interesante el hecho de que Rafa no solo se destacó en polvo de ladrillo este año, sino que tuvo también una temporada casi perfecta desde el comienzo del año, comenzando por una excelente actuación en el Abierto de Australia, donde llego a la final, y continuando en excelente forma en los primeros Master 1000 de esta temporada, donde solo encontró quien lo detenga en Federer. Es decir, su increíble nivel y progreso estuvo eclipsado en el comienzo de la temporada solo por un jugador, el gran Roger Federer.
Me gustaría analizar con ustedes las razones que hacen que Nadal vuelva a ser uno de los jugadores dominantes del circuito nuevamente. En realidad, no vamos a hablar aquí de cambios, sino más bien de evolución y perfeccionamiento de una trayectoria brillante y un sistema de juego único y particular que se ha ido edificando y se ha vuelto cada vez mássólido a través de los años.
Las claves del éxito han sido varias: comencemos por lo evidente, que es el espíritu competitivo que vemos en Rafa, su corazón y su entrega total para alcanzar su objetivo. Estos son sin duda algunos de los factores que edifican sus victorias que todos podemos ver desde el primer día; pero hay mucho más detrás de su éxito; Junto con Toni, su coach y su tío, han desarrollado un sistema de juego nuncavisto anteriormente, y si bien hay algunos elementos que ya hemos visto en otros jugadores, con quienes se lo ha comparado, no recuerdo haber visto anteriormente alguien que abra y expanda la cancha del modo que Nadal lo hace, y que mueva la pelota en los sitios en que Rafa fuerza a su oponente a desplazarse. El sistema es asfixiante, y fuerza al rival a intentar recuperar el control del punto con tiros que son altamente improbables, y que lo fuerzan a errores que en la mayoría de los casos terminan costándole el partido. Las opciones que el sistema de juego ofrece al rival son relativamente sencillas, o intentas ir por un tiro de bajo porcentaje para no perder el control del punto, o te metes en un problema cada vez más grande posicionalmente. A medida que avanza el punto, el costo físico de este déficit posicional será mayor, y a medida que este proceso continúa a través del partido, no habrá modo de superar el desgaste físico que este sistema genera. Sumado a esto, Rafa esta siempre en un estado físico impecable, fruto de una increíble capacidad de trabajo y una excelente planificación de su preparación.
Y aquí llegamos a uno de los pilares del éxito de Rafael Nadal, que es el excelente equipo de trabajo que tiene a su alrededor. En algo que podríamos llamarlo una empresa familiar, donde su tío Toni tiene el rol principal y es el arquitecto de la obra, y donde todos los miembros de su familia dan a Rafa apoyo emocional y aseguran que no hayan distracciones o altibajos emocionales en general, lo cual es otro factor sumamente importante ya que las distracciones y los altibajos y desajustes emocionales son uno de los factores más importantes para edificar resultados consistentes, en un deporte en el que un mal día tiene consecuencias permanentes.
Volviendo a su juego, al sistema básico, que se apoya en una ejecución de tiros con mucho efecto, y el uso de todos los efectos, no solamente el top spin y el slice, sino un uso muy diverso de efectos desde los lados de la pelota, o sidespin, que producen ángulos nunca vistos en el juego anteriormente, le ha agregado elementos que complican más al rival, ya que que ahora toma la bola más temprano, llega antes a las posiciones, y los combina cada vez de un modo máseficaz y con más precisión y mayores opciones desde cada posición, lo que hace que este sistema se vuelva cada vez más letal y asfixiante.
Desde el servicio y la devolución del servicio, hasta el modo en que define los puntos o provoca el error del rival, todo se ha mejorado, evolucionado y perfeccionado, a un nivel que hace muy difícil que alguien pueda quebrar el sistema.
Y aquíestá la real clave de su éxito, que es la consistencia de su equipo de trabajo desde sus inicios hasta el presente; el juego ha sido gestado por una sola persona, el tío Toni, que siempre se mantuvo a su lado, y supo rodearse del equipo adecuado para hacer evolucionar el juego de su pupilo y sobrino, todo dentro de la sólida estructura familiar que provee el entorno de Rafa. Cabe destacar que una de las más importantes cualidades de Toni como coach, además de su excelente rol como líder y su excelente toma de decisiones, es que siempre supo sumar gente que aporte en el equipo, y recibir el apoyo y la colaboración de gente capacitada que lo ayude con los problemas que iban surgiendo en la carrera deportiva de Rafa, lo cual no es muy común en nuestro medio.
Es decir que el éxito es consecuencia de una ética de trabajo impecable, granes valores humanos, la elección de un equipo con los mismos valores y con la preparación adecuada para enfrentar los desafíos a superar, un alto conocimiento de las circunstancias de quienes tomaron las decisiones, empezando por el coach y los padres, y más que nada de la consistencia de todos estos factores a través de los años, ya que ha sido un proceso lleno de escollos, como siempre es en la vida, pero sin fisuras desde el principio hasta el presente. Una prueba más de esto es la excelente incorporación que han hecho de Carlos Moya en el equipo, y la excelente y cuidadosa transición que llevaron a cabo para no generar desequilibrios o inestabilidad durante este periodo.

Podríamos decir que ha generado un sistema de juego casi imposible de quebrar, excepto que tenga que enfrentarse a otro sistema diferente, pero igualmente perfeccionado; esa persona podría ser hoy Roger Federer, como lo ha demostrado en el principio de año, pero con la confianza que ha ganado Rafa los últimos meses, podemos considerar que los partidos entre ambos ofrecerán en lo que resta del año posibilidades abiertas, donde cualquiera de los dos puede prevalecer, y que veremos un contraste de estilos totalmente atractivo y enriquecedor para el juego, y donde el espectador se lleva siempre la mejor parte; tenemos suerte de presenciar un momento del tenis en el que estos dos jugadores, y muchos de los otros jugadores del tour, nos dejan ver una evolución del juego que no se ha dado anteriormente, y un enriquecimiento de las posibilidades que brinda el juego que no tiene precedentes.
Por último, cabe destacar que todos los jugadores que han tenido consistencia en su equipo de trabajo en los últimos años, y han mantenido una línea, y se han rodeado de la gente adecuada y han hecho las transiciones adecuadas y las incorporaciones adecuadas en estos equipos de trabajo, y han buscado objetivos a largo plazo, priorizando este objetivo sobre los resultados inmediatos, han terminado siendo los jugadores que máséxito han alcanzado en el tenis moderno; también es claro y evidente que todos quienes tienen transiciones abruptas y cambios repentinos, sufren de periodos de inestabilidad que generan altibajos que demoran, o no los dejan alcanzar, sus objetivos a largo plazo. El éxito de estos jugadores es algo muy positivo y refrescante en estos tiempos de búsqueda del éxito a corto plazo, y de cambios de valores permanentes y como consecuencia falta de estabilidad y de lealtad y confianza en un grupo humano y los frutos de la integración de las personas sin egoísmos personales y con un objetivo a largo plazo. Todos podemos aprender de eso, desde la gente en el deporte, hasta los profesionales o los gobernantes, un ejemplo de valores, mas allá de los resultados, que están claramente a la vista.
Rafa no es solo Rafael Nadal, es su equipo de trabajo, su familia y sus valores, y un premio a la convicción y la constancia de estos mismos. Mi más sincera felicitación a todos ellos.
¡Vamos Rafa!
Y muchas gracias, Rafa.

Share the Story

Back to Top