EXIGENCIA EXTREMA

M1000 MIAMI. Nota Leo Canaparo
Venimos escuchando en estos últimos tiempos, definiciones como , “el Tour está muy duro”, “cada partido es una batalla”, “las condiciones son difíciles”, pero cuando uno lo ve en cancha y está presente se da cuenta que se queda escaso en todas las definiciones.
En el Masters 1000 de Miami el tenista español Nicola Kuhn sufrió un colapso durante su encuentro de primera ronda ante el alemán Mischa Zverev y calló desplomado en la cancha y parecía que tenía convulsiones.
El partido estaba 6-4, 5-7 y 2-2 y Kuhn, de 19 años, jugaba bajo muchísima presión, por un lado quería aprovechar la invitacion del torneo a participar, por el otro tuvo ocho match points en el segundo set pero no logró cerrar el partido, y además cuando pegaba el sol la cancha era un fuego. Y este joven, número 255 de la clasificación ATP, en un intercambio de golpes su cuerpo dijo basta y de manera abrupta cayó al suelo.
Su rostro reflejaba dolor, descompensación, llanto y fue rápidamente atendido y llevado fuera de la cancha para ser atendido.
Este joven español de origen austríaco, quien fue finalista de Roland Garros junior en 2017, se con su compatriota David Ferrer, quien también está en el torneo.
Cada vez el Tour se pone más complicado para los jóvenes que quieran acceder al sitio de privilegio, y sabemos que ellos van a darlo todo y un poco más como Kuhn, aunque no pueda sostenerlo.

Share the Story

Back to Top