GRACIAS POR EL TENIS

ABIERTO ESTADOS UNIDOS. Nota Leo Canaparo.
El escocés Andy Murray y el número tres del mundo Stefanos Tsitsipas en la primera ronda del US Open protagonizaron un partido para el recuerdo. El griego se impuso después de casi cinco horas por 2-6, 7-6 (7), 3-6, 6-3 y 6-4.

Había grandes dudas por saber hasta que punto Murray podría responder ante el 3 del mundo que venía jugando las últimas semanas en un nivel fantástico. Y Andy no defraudó a todos los que presenciamos este gran partido, estuvo cerca de ganarlo, compitió hasta el final y hasta tuvo tiempo para enojarse con su rival, por esas cosas que el griego siempre hace y que dejan dudas, por ejemplo cuando demoró más de la cuenta en su ida al baño durante el cambio de set, lo que generó el reclamo del escocés con el supervisor y con el umpire.

“¡Él tarda 20 minutos cada vez que va al baño! El baño está justo al lado, ¿qué hace? Nunca me tomó tanto tiempo ir al baño”, le había reclamado Murray al supervisor, aunque las reglas amparaban al griego.

Murray no para de sorprender al mundo, uno recuerda que anunció su retiro en Australia 2019, durante una emotiva rueda de prensa, el escocés regresó y todavía juega, con una prótesis de metal en su cadera.

Tsitsipas, finalista de Roland Garros, la tuvo complicada ante Murray quien  fuera apoyado por todo el público que llenó el estadio. En la segunda ronda el griego se medirá con el francés Adrian Mannarino, actual 44º del mundo y verdugo de su compatriota Pierre Hugues Herbert.

Share the Story

Back to Top