SERENA SIN SERENIDAD

Nota Gabriel Matteazzi desde New York
Serena Williams perdió estuvo totalmente frustrada y descontrolada en la final del US Open, que finalmente ganó la japonesa Naomi Osaka. La norteamericana,protagonizó uno de los escándalos más grandes de su carrera y de una final aquí en Flushing.

La tenista de 36 años primero recibió una advertencia cuando rompió un par de raquetas tras perder un punto, luego recibió una amonestación en el segundo juego del segundo set aparentemente por recibir indicaciones de su entrenador, y le sacaron un punto. La discusión subió de tono y Serena fue penalizada con un game completo al llamar “mentiroso y ladrón” al juez.”Nunca he usado el coaching, ni siquiera en los torneos que lo permiten. Nosotros no tenemos ninguna clase de señas”, dijo la morena

“Nunca hice trampa en mi vida, tengo una hija. Me debés una disculpa”.

“Vi a otros hombres decir cosas a los jueces de silla. Estoy aquí luchando por los derechos de la mujer, por la igualdad. Siento que llamarle ‘ladrón’ y ser penalizada con la pérdida de un game por ello es una decisión sexista. Me parece algo increíble. Nunca le quitó un juego a un hombre por llamarle así”, dijo Williams en conferencia de prensa.

Lo que realmente mostró Serena fue impotencia porque la fiesta estaba preparada para ella y vino esta japonecita como invitada no esperada y se llevó el banquete y la gloria.

Share the Story

Back to Top