TENIS DE BLANCO A NEGRO

Nuevamente el deporte blanco deja de serlo y se vuelve a hablar de apuestas y partidos arreglados. Un informe puso bajo la lupa 73 partidos de tenis disputados en el segundo trimestre de 2016, sospechados de haber sido arreglados segun un informe realizado por la Tennis Integrity Unit (TIU), una organización creada para la investigación de arreglos de partidos.

La organización informó que la cantidad de partidos dudosos aumentó en relación al primer cuatrimestre del año, ya que se pasó de 48 a 73.

De los 73 encuentros, dos corresponden al circuito ATP, 14 al circuito de Challengers, 33 al de Futures y 24 a los torneos femeninos.
La asociación está trabajando junto al Comité Olímpico Internacional para colaborar en la lucha contra la corrupción de cara a los Juegos de Río 2016, que comenzarán el próximo mes. El siguiente informe saldrá a la luz en octubre.

Uno recuerda el caso del tenista Daniel Koellerer(FOTO), número 385 del mundo y cuyo mejor ranking fue el número 55 en 2009, quien fuera declarado culpable de tres cargos por el Programa Anticorrupción, y fue suspendido de la práctica del deporte de por vida por hacer trampa en partidos en los que participaba, además de enriquecerse en casas de apuestas deportivas mediante intermediarios.

Los cargos fueron “arreglar o intentar arreglar el resultado de un evento”. “La suspensión de por vida entra en efecto inmediatamente, y significa que el señor Koellerer no es elegible para participar en ningún torneo autorizado por los organismos que rigen el tenis profesional”.

Y a principios el argentino Martín Vassallo Argüello también apareció mencionado junto con otros tenistas en un informe periodístico elaborado por la cadena británica BBC en el que se denuncia el arreglo de varios partidos en la última década en torneos de la ATP.Pero todo quedó en la nada.
La mafia de las apuestas, los tenistas involucrados, y los partidos sospechados estan desde hace muchos años cuando las apuestas por internet se hicieron moda y muchos se enriquecieron con ello.

Share the Story

Back to Top