TIEMPO DE CAMBIOS

NEW YORK 2 de setiembre 2022
Aunque en nuestra imagen el tenis profesional sigue tal como lo conocemos, el mundo real es distinto al que hoy se presenta en nuestro modo de verlo. La gente pregunta, y la prensa opina, sobre quien será el nuevo campeón del próximo Grand Slam, o quien será el próximo número uno del mundo. ç
En las últimas décadas, hemos visto un claro dominio de unos pocos jugadores que fueron parte de una formación única y superior al resto, lo que los puso en un nivel de dominio de los rankings prácticamente inalcanzable.
La consistencia de sus resultados se debió no sólo a su talento, sino aún más a un nivel de preparación y profesionalismo sostenido que mantuvieron desde el principio y a través de sus exitosas carreras profesionales.
Esto los transformó en Dioses del tenis, y hemos visto el deporte a través de ellos por varias décadas.


Esto llegó a si punto más alto con la última generación, donde Federer, Nadal, Djokovic, y Serena dominaron más de una década el deporte, con sólo unos pocos desafíos a su control absoluto, y en ningún caso de un modo sostenible o consistente en el tiempo.
Esa dominación motivó e influenció generación tras generación, y evidenció que nadie llegaría a desafiaron sin levantar el nivel de preparacion y sostenerlo
De este modo, la base de la pirámide se elevó generación tras generación, y cuando llegamos al tenis actual, la cima de la pirámide está tan cerca de la base, que es imposible mantener un nivel de consistencia que proyecte la imagen de Dios del Tenis.
De este modo, los Dioses del tenis, sumado a su edad desde ya, tendrán problemas para sostener el nivel de consistencia en los resultados que tenían, no ya por falta de capacidad, sino más aún porque los demás competidores están cada vez más cerca de su nivel técnico y si preparación.
Es decir, el mundo del tenis tendrá que adaptarse a un nuevo universo con más nombres, menos certeza de resultados, y un esquema completamente diferente del escenario que vivimos la última década.


El nivel de competitividad es mejor que nunca, sin embargo habrá que ver como impacta esto en los espectadores, que no tendrán ya cuatro opciones o cuatro dioses a seguir, sino muchísimas más opciones de lo que su memoria puede abarcar.
Y se verán expuestos a más frustraciones, ya que sus ídolos, a pesar de jugar increíblemente bien, no podrán darles un porcentaje de victorias que alimente su fanatismo por ellos.
Será interesante ver como se desarrolla este nuevo escenario, ya que es prácticamente imposible garantizar resultados, y esto afecta tanta los contratos con los jugadores y el modo de recompensar su esfuerzo, es decir el negocio del tenis en general, como al interés de los espectadores en el juego profesional
Nunca hubo un momento más divertido para el espectador, pero de aqui en mas debemos formar su capacidad de apreciar mas al juego, y no tanto al jugador, no solo los alimentar el interés por los nombres y el fanatismo por los Dioses del tenis.
Aun queda un grado de desarrollo y un potencial nivel de dominación por parte de de Djokovic, que ha llevado su juego a un nivel altísimo y es pionero en ciertas areas, pero no es tan marcado como lo fue los últimos años.
Y definitivamente es imposible pensar en alcanzar más de 20 Grand Slams para los jóvenes aspirantes a la cima de los rankings… a menos que algo impensado los haga mejorar en un nivel nunca visto antes. Siempre estoy abierto a sorpresas, pero no parece probable en este escenario.
Mil gracias a los grandes campeones que impulsaron al tenis y motivaron a llegar al desarrollo del juego a este nivel.
Y la mejor de las suertes al tenis profesional en este nuevo desafío de cambiar completamente su estructura, para adaptarse al cambio, que debiera ser positivo, porque jamás disfrutamos de tantas oportunidades de ver tenis increíble, incluso desde las primeras ruedas de cualquier torneo, no solo los más importantes.
Ahora, a disfrutar del show, que es mejor que predecir las victorias y tomar favoritos.

Gabriel Matteazzi
Tennis7.net

.

Share the Story

Back to Top