UN REY SIN CORONA

ARGENTINA OPEN. Argentina
Dicen que todo lo bueno siempre tiene un final, y en este caso no es un final triste, al contrario es con la alegría del haber cumplido siempre. El español David Ferrer se despidió del Argentina Open, en mayo en Madrid lo hará definitivamente del tenis profesional, con el orgullo de haber dejado todo en la cancha.

Un verdadero gladiador todo terreno, que entregó hasta el último aliento en cada partido, que no se guardó nada y la gente se da cuenta de esto y se lo retribuye en cada lugar del mundo que pasa para despedirse.
Si uno piensa en los reyes del tenis de la historia quizas primero nos vengan otros nombres a la mente, pero algo tenemos que reconocer de Ferrer, su carrera fue impresionante ya que llegó estar en el puesto 3 del mundo (julio 2013) y que además tiene en sus palmares un título Masters 1000 (Paris2012), pero llegó a las finales de Roma 2010, Montecarlo 2011, Shanghai 2011, Miami 2013, París 2013, y Cincinnati 2014. Diez títulos en torneos ATP 500 y dieciséis en torneos ATP 250. Además alcanzó la final de Roland Garros 2013. Ganó tres veces la Copa Davis(en 2008, 2009 y 2011, y finalista en 2012) y fue parte de la famosa “armada española”, que tanto orgullo trajo al tenis profesional. Ferrer mismo dijo a la prensa, “Cuando miro mis trofeos que he obtenido en casa me siento orgullosos y agradecido por la carrera que he tenido”, con estos número no es para menos.
Si ustedes me pidieran una definición tenistica de Ferrer, yo les diría un jugador para admirar y aprender. Un español distinto, ya que no tuvo que hacer transición a canchas de ladrillo a cemento, sino que él comenzó a jugar mucho en duras y sus características de ataque, de estar siempre encima de la pelota lo convirtieron en un jugador agresivo desde la base y que podía pasar de estar en situación de defensa a ataque con un solo tiro. Un jugador completo al que solo le faltó ganar un Grand Slam, pero no importa, Ferrer es digno de admiración.

En el Argentina Open recibió un merecido reconocimiento es por esto que el CEO de Tennium, el belga Kristoff Puelinckx, y el director del torneo, Martín Jaite, le regalaron un cuadro con la foto de sus tres consagraciones en Buenos Aires y además se llevó el trofeo Charlie Gattiker, un premio que reconoce la entrega y el esfuerzo. Dos palabras que pueden pintar toda su carrera, de una gran persona y mejor profesional.
Se retira David Ferrer un jugador que merece estar en el recuerdo de aquellos elegidos para la historia, aunque no tenga las luces de las marquesinas de otros, un verdadero REY sin corona.

Nota Leonardo Canaparo
Director

 

Foto credito Argentina Open

Share the Story

Back to Top