UN TRIUNFO, MUCHAS DUDAS

ABIERTO DE AUSTRALIA Diego Schwartzman avanzó en el Abierto de Australia tras al ucraniano Krutykh en cuatro sets con parciales de 6-4, 6-7 (6-8 el tie break), 6-3 y 7-6 (5). El partido tuvo una larga interrupción debido al intenso calor.

El argentino comentó, ” Fue un partido muy largo. Hacía mucho que no ganaba, aparte llegué que no sabía si iba a poder jugar. Recién ayer hice puntos. Prepararse para jugar partidos tan largos de esa manera es una duda que tenía, más allá de que confío mucho en mi físico”. “Parecía un crucigrama que tenía que resolver todo el tiempo. Las tres horas que estuve en el vestuario no te digo que fue como si hubiese perdido el partido, pero casi. Estaba muy golpeado anímicamente. Estaba intentando resolver el partido y sentía que no me alcanzaba”.
Schwartzman mostró todo su descontento tras el parate de tres horas que sufrió su partido: “En el vestuario éramos 20 y ninguno entendía por qué paramos. Había jugadores que estaban cansados por el calor y es entendible. Había una temperatura alta, pero si esta va a ser la regla hay que suspender partidos en todos los torneos. No me parecía que era la forma. Había muchos jugadores que estábamos de acuerdo”.

Share the Story

Back to Top